Plataforma de entrenamiento

La práctica deportiva se ha incrementado de forma importante en los últimos años, ya sea por moda, salud o por diversión. El atletismo es uno de los deportes que a comenzado a tener mayor práctica en la población de todas las edades, y es que es algo sencillo de realizar, no requiere de aditamentos costosos ni pago de ningún tipo de mensualidad, tan solo se necesitan unos tenis, un short, un buen clima y ganas de salir a correr.

 

Como en todos los deportes por más sencillo que parezca siempre existe la posibilidad de lesionarse ya sea por mala técnica, excesiva pronación o supinación del pie, un entrenamiento inadecuado, mal calzado para correr, etc. Las articulaciones más propensas son el tobillo y la rodilla junto con tejidos como tendón, ligamento o músculo. Las lesiones más comunes en un corredor son la fascitis plantar, síndrome de la banda iliotibial, esguinces de tobillo o rodilla, contracturas musculares, tendinopatía de la pata de ganso, del tendón rotuliano o de Aquiles, sobrecarga muscular, entre otras.

 

Ante una lesión existen muchas posibilidades terapéuticas que combinadas ayudan a una recuperación. Pero existe una que está llamando la atención por su eficacia y buen resultado, son las llamadas Ondas de Choque que en un principio fueron usadas en urología con el objetivo de deshacer cálculos urinarios.

Terapia de choque

Su aplicación terapéutica fue por casualidad ya que algunos de estos pacientes presentaban molestias musculoesqueléticas que iban mejorando con la aplicación de ondas de choque.

 

Las ondas de choque proporcionan diversos efectos; en tejido óseo provoca una inducción de la generación de hueso, en tendones y ligamentos, estimula procesos en la síntesis de colágeno y elastina, también tiene un efecto antiinflamatorio y de analgesia en la zona de aplicación.

Los principales beneficios de este método son la disminución de dolor, es un tratamiento rápido y con resultados visibles en poco tiempo, incluso desde la primer aplicación y no tiene efectos clínicos secundarios.

 

Ante una lesión esta opción de rehabilitación es una de las mejores,  ya que el tiempo de recuperación se va a reducir de manera importante, el atleta podrá regresar a la práctica deportiva lo más pronto posible y evitar perder el ritmo de entrenamiento que lleva y cumplir los objetivos que se tienen planteados.

 

Por: Dr. Jesús Rivera Cantero

Director General de Aquiles MD

16 de octubre de 2015

Comentarios